Fernando Guardiola

He querido iniciar esta nueva seria de reportajes sobre nuestras asociaciones, por una que en solo dos años y medio de existencia, se ha convertido en uno de los bastiones, imprescindibles en nuestra ciudad para ayudar en estos tiempos de crisis. La Ong Alimentos Solidarios, se creó en vísperas de las navidades de 2010, como una plataforma, que creían sería de carácter temporal y que estaba conformada por la Hospitalidad de Lourdes, la asociación ATIS, Protección y Civil y Cáritas de la Inmaculada. En un principio la idea era aprovechar los excedentes de los grandes supermercados, para apartar la imagen de los indigentes recogiéndolos en los contenedores y ellos prepararlos para repartirlos en diferentes recipientes para entregarlos en lo que se conformaría como un catering social, logrando así que las familias que se incorporaran a esta, dispusiesen de la discreción que supone no tener que recibir la comida en un comedor común. Pero aquella idea de temporalidad, se convirtió en una utopía que se hizo cada día más patente, debido a que la crisis cada vez se agudizaba más. Así la plataforma se convierte en asociación, de la que se elige presidenta a Conchita Sala. El realizar este reportaje el pasado miércoles, fue por la coincidencia de que la asociación daba vacaciones a algunos de sus voluntarios y sobre todo al cocinero, por lo que pudimos ver en primera persona como eran repartidos los lotes para subsistir durante quince días de lo que han dado en llamar “comida seca”, que incluye, pasta, legumbres, leche y pollo, operación que se volverá a realizar el próximo día 16. Según nos contaba, José Antonio Vidal, uno de los coordinadores, se podrían haber repartido en esa mañana casi 600 kilos de alimentos. No obstante, durante dos días a la semana, mientras duren las vacaciones, se repartirán las verduras, frutas y productos recogidos en los supermercados que tienen concierto con la ong para entregar los productos próximos a caducar. El estado de las instalaciones que fueron cedidas por el ayuntamiento, hace poco más de un año es totalmente higiénico, ya que se limpia a diario y recibe inspecciones de sanidad trimestralmente. La asociación ha abierto hasta un total de 650 expedientes de beneficiarios. En la actualidad reciben ayuda alimentaria unas 215 personas, que según la baremación de cada caso, reciben menús completos al precio de 0,50 céntimos varias veces a la semana. En lo que va de año la entidad ha entregado 22.240 menús que han sido elaborados por un cocinero profesional y varias decenas de voluntarios, que prestan su trabajo totalmente desinteresado.
Las familias con niños a su cargo también han recibido otra serie de lotes de refuerzo, donde se contabilizan 7.984 litros de leche y la misma cantidad de paquetes de galletas. Gracias los convenio que firman anualmente con el Ayuntamiento torrevejense, Alimentos Solidarios se garantiza su funcionamiento, pero también cuenta con la aportación de múltiples acciones de solidaridad que está recibiendo la entidad, destacando la colaboración que reciben de la panadería Mudopan..
El papel de los voluntarios es fundamental para que este proyecto haya sido una realidad. Ahora mismo la entidad dispone de unos setenta voluntarios que se reparten las tareas de cocina, administración, compras, recogida de alimentos y otras funciones, como el suministro que actualmente también aportan a otras asociaciones, como Asila, Musumar o las Hermanas de la Caridad.